Guía de cómo viajar con cobayas

24 junio 2020
Ana Fernández

Ya sea si vas a irte de vacaciones, a hacer un viaje por trabajo o a mudarte, debes saber cómo viajar con cobayas, y es por ello que hemos creado esta pequeña guía.

Seguir las pautas correctas reduce significativamente los riesgos que supone para los cuyos el estrés de viajar, entre los cuales se encuentra el peligro de muerte súbita.

Riesgos del estrés del viaje

Los cobayas entran en estado de shock muy fácilmente ante cualquier cambio en su entorno o rutina, por lo que un viaje – por pequeño que sea – implica un alto nivel de estrés y ansiedad para ellos.

Este estado de elevado estrés y ansiedad puede manifestarse con los siguientes síntomas:

  • Inmovilidad (se quedan paralizados, normalmente ocultos y resguardados en una caseta, túnel, refugio o manta)
  • Inanicción (dejan de comer y/o beber)
  • Ausencia de excrementos y/o orina (por no comer y/o bebeder)
  • Trastornos digestivos (heces blandas o diarrea, gases, paradas digestivas…)
  • Rechazo a ser tocados o agarrados
  • Nerviosismo (correr frenéticamente sin parar, en ocasiones intentando salir del recinto o transportín)
  • Irritabilidad (morder cosas, a su compañero/a o a nosotros/as; aunque es poco frecuente)

Cobaya asustada

Alternativas a viajar con ellos

Teniendo lo anterior en cuenta, debemos evitar viajar con nuestros cobayas si nos es posible, contemplando las siguientes posibles alternativas según el tiempo que estaremos fuera de casa si el viaje se debe a unas vacaciones o a nuestro trabajo:

  • Si vamos a ausentarnos por 1-2 días:
    • Solución: Dejarlos solos en nuestra casa siguiendo las pautas que indicamos en el vídeo que os dejamos más abajo.
      IMPORTANTE: Los cuyes no deben dejarse solos por más de 1-2 días bajo ninguna circunstancia, así como tampoco se pueden dejar solos si no se siguen las pautas indicadas en el vídeo de abajo.
  • Si vamos a ausentarnos por más de 2 días:
    • Solución: Dejarlos en nuestra casa y que alguien adulto/a y de confianza venga cada día a cuidarlos correctamente. Es importante darle las indicaciones necesarias.
    • Solución 2: Dejarlos en la casa de alguien adulto/a y de confianza que las cuide correctamente. Es importante darle las indicaciones necesarias.
    • Solución 3: Dejarlas en una guardería especializada en animales exóticos con buenas reseñas (puedes consultar nuestro listado para España aquí).

Para más información al respecto de qué hacer con nuestros cobayas cuando no los podemos llevar con nosotros de viaje, os recomendamos ver este vídeo:

Viajar con ellos

IMPORTANTE: No debemos viajar con cobayas que aún no estén adaptados a su entorno (que acaben de llegar a casa o que hayan sufrido un cambio de ubicación importante) o que no tengan una alimentación, alojamiento y salud correctos, ya que los riesgos para su vida son mayores.

Paso 1: Elegir el medio de transporte menos estresante

Debemos elegir el medio de transporte más rápido (menos tiempo de viaje y menos trasbordos) y con menos movimiento, ajetreo y ruido de entre las opciones que tengamos.

Ordenados de más a menos cobaya-friendly (esto es, siendo el 1 el más recomendado para cobayas y el 5 el menos), tenemos las siguientes opciones:

  1. Tren
  2. Avión
  3. Coche / carro
  4. Barco / ferry
  5. Autobús

Tren

Paso 2: Comprobar que la empresa de transporte admite cobayas

Si viajamos en cualquier otro medio de transporte distinto a un coche / carro propio, debemos revisar la normativa de viaje con mascotas de la empresa de transporte con la que vayamos a viajar para asegurarnos de que:

  • Admite viajar con cobayas.
  • Permite que los cobayas viajen en cabina o camarote con nosotros/as (esto es, sin separarlos de nuestro lado).
  • Podemos cumplir todos los requisitos (tipo y dimensiones de transportín, peso máximo entre transportín y cobayas, documentación necesaria…).

IMPORTANTE: Es fundamental que los cobayas viajen con nosotros/as y no los manden a bodega, maletero o espacio reservado para mascotas, ya que estos espacios aumentan considerablemente los riesgos para la salud y vida de los animales. Esto se debe a que resultan mucho más ruidosos y estresantes (hay animales como perros y gatos que hacen ruido por el estrés), las temperaturas suelen ser menos agradables, no podemos vigilar el estado de los cuyos y mucho menos podemos calmarlos.

Por desgracia, no resulta fácil encontrar empresas que permitan viajar con cuys, especialmente si se trata de aerolíneas y viajes internacionales.

Investigar

Paso 3: Prepararlos para el viaje

Una vez hayamos hecho todo lo anterior y reservemos nuestro viaje, debemos conseguir y alistar los siguientes elementos:

  • Billete y documentación de los cobayas (cartilla sanitaria o certificado veterinario) requeridos por la empresa de transporte.
  • Transportín:
    • Debe cumplir con la normativa de viaje con mascotas de la empresa de transporte.
    • Con puerta con barrotes.
    • Debemos meter dentro:
    • IMPORTANTE: Se debe realizar un periodo de entrenamiento previo al viaje para acostumbrar a los cobayas al transportín. No hay que meter en el mismo transportín a cobayas que no vivan juntos y mucho menos si se llevan mal. 
  • Recinto plegable o recinto C&C desmontado.
  • Heno, pienso y suelo absorbente para todo el tiempo fuera de casa.
  • (SI HAY PRESCRIPCIÓN VETERINARIA) Medicación y suplementos necesarios para todo el tiempo fuera de casa.
  • (OPCIONAL) Henera.
  • (OPCIONAL) Objetos que usen mucho (camas, casetas, túneles…).

Cobayas comiendo pienso

Paso 4: Tranquilizarlos durante el viaje

Debemos seguir los siguientes consejos durante el proceso de viaje para hacerlo cómodo y tranquilo para los cobayas:

  • Mantener el transportín siempre atendido y con nosotros/as.
  • Mantener el transportín estable, protegido y lejos de ruido.
  • Revisarlos regularmente.
  • Darles oscuridad e intimidad.
  • Darles caricias, vegetales y/o snacks para tranquilizarlos.
  • Reponer heno y agua si se agotan.

Cobaya en regazo

Paso 5: Disfrutar del viaje

Si sigues todos nuestros consejos y pautas, no tienes de qué preocuparte, ya que tus cobayas muy probablemente estarán tranquilas durante todo el viaje.

Asegúrate de que la preocupación por su bienestar no te impida disfrutar de tus vacaciones. Recuerda que los cobayas pueden percibir nuestro estrés y contagiarse de esa ansiedad, por lo que es importante que también nosotros/as estemos serenos/as.

Para más información sobre cómo afrontar un viaje con cobayas, os recomendamos ver este vídeo:

Comparte esta entrada: 
Facebook Comment