ALIMENTACIÓN

¿Qué debe comer la cobaya?

La cobaya es un animal estrictamente herbívoro, lo cual significa que su cuerpo está diseñado para procesar alimentos crudos de origen vegetal y no puede procesar carne ni productos derivados de animales (leche, huevos, miel...) o cocinados. Sin embargo, esto no quiere decir que pueda comer cualquier producto de origen vegetal.

Como ya hemos mencionado en la sección de HISTORIA, la cobaya o cavia porcellus es una especie que no existe en estado salvaje, ya que lleva domesticada desde hace siglos. Esto ha dado lugar a que sus requerimientos nutricionales sean más complejos y a que sea dependiente de los seres humanos para poder llevar una dieta correcta.

Kovu comiendo

Hay que destacar que la cobaya, como roedor que es, lame y mordisquea todo lo que le llama la atención o le resulta curioso, ya que este es su modo de interactuar con el entorno (al igual que los humanos lo hacemos con las manos). Esto implica que debemos ser sumamente cuidadosos con lo que le damos o dejamos a su alcance, para evitar que la cobaya consuma algún producto perjudicial para su salud. El hecho de que una cobaya coma algo no quiere decir que ese algo sea bueno para su salud, por lo que un mínimo descuido podría ser letal.

A la hora de hablar de la dieta de la cobaya, debemos diferenciar entre la dieta sólida (la comida) y la dieta blanda (la bebida). A continuación, se muestran los elementos que componen cada una de dichas dietas y los porcentajes que deben representar aproximadamente en ellas.

Dieta de la cobaya

En los siguientes apartados hablaremos de cada uno de estos elementos indispensables en la dieta de la cobaya.

El heno

El heno es imprescindible, y debe representar como mínimo el 70% de la dieta sólida de la cobaya. Debe estar a su disposición las 24 horas del día y de manera abundante, ya que el heno es el que mantiene en funcionamiento el sistema digestivo y el que desgasta los dientes (para más información, visita la sección FISIOLOGÍA).

Si la cobaya no dispone de heno o no ingiere la cantidad suficiente, tarde o temprano desarrollará problemas digestivos y dentales muy graves que pueden llevarla a la muerte.

Trisqui con heno

El heno no debe confundirse con la paja:

  • La paja es hierba seca, su color es amarillo y su textura dura, posee un valor nutricional casi nulo y la fibra que aporta es difícilmente digerible (dificulta la digestión).
  • El heno es hierba deshidratada bajo determinadas condiciones de humedad y temperatura, su color es verdoso y su textura crujiente pero suave, posee un alto valor nutricional y es rico en fibra fácilmente digerible (favorece la digestión).
Paja y heno

Existen tres clasificaciones del heno: según el tipo de planta del que procede, según el tipo de corte o según el tipo de secado.

Según el tipo de planta del que procede, distinguimos las siguientes familias de heno:

  • Henos de gramíneas / de hierbas : tienen mucha fibra y son bajos en proteína y calcio, por lo que este es el tipo de heno que la cobaya debe consumir a diario.
    Ejemplos: heno de fleo (timothy hay), heno de dáctilo (orchard grass hay), heno de diente de león, heno de manzanilla, heno de zanahoria, heno de avena (oat hay) y heno de festuca.
  • Henos de leguminosas : tienen poca fibra y son altos en proteína y calcio, por lo que este tipo de heno únicamente puede usarse como complemento al heno de gramíneas / de hierbas en hembras embarazadas, lactantes (cobayas de menos de 3 semanas), cobayas en proceso de crecimiento (cobayas de menos de 6 meses) y cobayas que están enfermas o que presentan síntomas de desnutrición.
    Ejemplos: heno de alfalfa y heno de trébol.
Tipos de heno

A la hora de elegir un heno para nuestra cobaya, debemos asegurarnos de que cumpla las siguientes características:

-Heno de gramíneas / de hierbas
-Color verdoso (no amarillento, porque cuanto más amarillo menos conserva sus propiedades nutricionales)
-Fibra larga
-Oloroso
-Poco polvo
-Sin elementos extraños (insectos, basura, plumas...)

Buen heno y mal heno

En el caso de no residir en un lugar donde sea posible adquirir heno, se puede hacer un heno casero (que nunca sustituirá la calidad de un buen heno hecho por profesionales) del siguiente modo:

1- Recolectar de una zona limpia (sin basura, excrementos o pesticidas) hierba de una de las siguientes plantas: fleo ( Phleum pratense), dáctilo ( Dactylis glomerata), diente de león ( Taraxacum officinale), manzanilla ( Chamaemelum nobile), zanahoria ( Daucus carota), avena ( Avena sativa) o festuca ( Festuca arundinacea).

2- Lavar la hierba recolectada con agua caliente 3 veces para eliminar los insectos y parásitos que pueda haber en ella (aún así siempre puede quedar algún parásito, por lo que recordemos que debemos llevar a nuestra cobaya a un veterinario de exóticos a revisión como mínimo cada 6 meses).

3- Hacer un ramillete con la hierba, atarlo con un hilo y colgarlo en un lugar donde le dé el sol para deshidratarlo (si en ese momento hace mucho calor, entonces mejor ponerlo a la sombra para evitar que se seque y pierda sus propiedades nutricionales).

4- Recoger el ramillete pasadas 24 horas, almacenar en un lugar fresco y seco donde no reciba la luz solar directamente o administrar directamente a la cobaya.

Heno casero

Las verduras

Las verduras son imprescindibles, y deben representar como máximo el 20% de la dieta sólida de la cobaya. Son una importante fuente de vitaminas y minerales, y además contribuyen al desgaste dental (aunque no tanto como el heno).

Si la cobaya no consume verduras, es más propensa a desarrollar deficiencias nutricionales, ya que es principalmente a través de ellas que obtiene los minerales y vitaminas que su organismo necesita.

Trisqui y Brownie comiendo verduras

Las verduras no deben confundirse con las frutas. Esta es una confusión muy común dado que solemos llamar frutas a los vegetales dulces que comemos como postre y verduras a los que consumimos en ensaladas, cocidos, estofados y guisos. La realidad es otra:

  • Fruta: es la parte de una planta que contiene y protege a sus semillas durante el desarrollo de estas. Suele tener un alto contenido en fibra y vitaminas, pero también en fructosa (azúcar), por lo que es muy calórica para las cobayas. En grandes cantidades, contribuye a la obesidad, a la diabetes y a los problemas digestivos, por lo que solo deben consumirla puntualmente, en pequeñas cantidades y sin semillas (contienen mucha grasa y proteína y tienen un ratio Ca:P invertido que contribuye a la formación de cálculos / piedras en el sistema urinario).
    Ejemplos: manzana, pera, naranja, limón, fresa, sandía, melón, pimiento morrón, tomate, pepino...
  • Verdura: es la hoja, tallo o raíz de una planta. Tiene un alto contenido en fibra, vitaminas y minerales, a la vez que muy poco azúcar. Por lo tanto, es poco calórica y contribuye a una buena digestión.
    Ejemplos: lechuga, canónigos, espinaca, rúcula, endibia, col rizada (kale), berenjena, brócoli...
Diferencias entre frutas y verduras

La cobaya debe consumir 2 pequeñas ensaladas diarias de unos 20 g cada una (una en la mañana y otra en la noche) hechas con una mayoría de verduras de hoja verde que cumplan los siguientes requisitos:

- Aptas para cobayas: no todas las verduras son aptas, y algunas incluso son tóxicas.
- Ricas en ácido ascórbico / vitamina C: una dieta baja en vitamina C contribuye al escorbuto.
- Bajas en azúcar: una dieta alta en azúcar contribuye a los problemas digestivos, la obesidad y la diabetes.
- Bajas en calcio: una dieta alta en calcio contribuye a la formación de cálculos / piedras en el sistema urinario.
- Bajas en ácido oxálico / oxalatos: una dieta alta en oxalatos contribuye a las deficiencias nutricionales y a los cálculos / piedras en el sistema urinario. El motivo de esto es que los oxalatos impiden que el organismo absorba minerales como el calcio, el hierro, el sodio, el potasio o el magnesio al unirse a ellos formando sales.
- Con una proporción Calcio:Fósforo (Ca:P) entre 1.5:1 y 2:1: un ratio mayor o menor contribuye a la formación de cálculos / piedras en el sistema urinario.
- Que no produzcan gases: la cobaya no puede eliminar los gases de sus intestinos, por lo que una acumulación de gas podría llegar a causarle la muerte.

Ejemplo de ensalada para 2 cobayas

Con el objetivo de saber si una determinada verdura cumple o no con estos requisitos, a continuación incluimos una tabla con algunas de las verduras aptas para cobayas y sus valores nutricionales. Para acceder, haz clic en el siguiente botón:

El pienso

El pienso o alimento balanceado no es imprescindible, pero se recomienda que esté presente en la alimentación y represente como máximo el 10% de la dieta sólida de la cobaya. Su función es reforzar la dieta sólida principal (heno y verduras), al venir suplementado con minerales y vitaminas que su organismo necesita.

Si la cobaya no consume pienso pero su dieta sólida (heno y verduras) es equilibrada, no tendría por qué desarrollar deficiencias nutricionales.

Trisqui, Brownie y Kovu comiendo pienso

Se recomienda que la cobaya consuma diariamente un máximo de 2 cucharadas soperas (unos 30 g aproximadamente) de un pienso que cumpla los siguientes requisitos:

  • Pienso para cobayas: los piensos para otras especies (conejos, hámsteres, chinchillas...) y los genéricos para roedores o herbívoros son perjudiciales para la salud de la cobaya, ya que cada especie tiene necesidades diferentes a pesar de las similitudes que pueda haber en sus dietas.
  • En forma de pellet: las mixturas (los piensos que no vienen triturados y compactados en pellets) son perjudiciales para la salud dental de la cobaya y contribuyen a la alimentación selectiva (que la cobaya coma únicamente lo que le apetece y por lo tanto desperdicie parte del pienso).
  • Con la siguiente composición:
    • Más de un 20% de fibra: la fibra contribuye al correcto funcionamiento del sistema digestivo de la cobaya, por lo que cuanta más, mejor.
    • Menos de un 3% de grasa: la grasa dificulta el proceso digestivo y contribuye a la obesidad, por lo que cuanta menos, mejor.
    • Menos de un 0.6% de calcio para cobayas de más de 6 meses y entorno a un 0.9% de calcio para embarazadas, menores de 6 meses o cobayas desnutridas: durante el embarazo, etapas de crecimiento o si se presenta desnutrición, es necesaria una mayor ingesta de calcio, pero en cobayas mayores de 6 meses que no estén embarazadas ni desnutridas, contribuye a la formacion de cálculos / piedras en el sistema urinario.
    • Entorno a un 15% de proteína.
  • Sin productos de origen animal, pulpa de remolacha, maíz, semillas, frutos secos, aceites o arroz.
  • Sin los siguientes edulcorantes, colorantes y conservantes:
    • Jarabe de maíz (endulzante, contribuye a los problemas digestivos, a la obesidad y a la diabetes)
    • Jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF en español o HFC en inglés) (endulzante, contribuye a los problemas digestivos, a la obesidad y a la diabetes)
    • Sacarosa (endulzante, contribuye a los problemas digestivos, a la obesidad y a la diabetes)
    • Propilenglicol (E1520, provoca daños hepáticos y en el sistema nervioso)
    • Colorantes alimentarios (de E100 a E180, la mayoría son tóxicos y cancerígenos)
    • Galato de propilo (E310, tóxico)
    • Sorbato de potasio (E202, contribuye a la formación de cálculos / piedras en el sistema urinario y es un posible mutágeno)
    • Nitrato de sodio (E251, tóxico) , nitrito de sodio (E250, cancerígeno) y metabisulfato de sodio (E223, tóxico)
    • Etoxiquina (E324, cancerígeno, ilegal en la Unión Europea pero legal en EEUU)
    • Hidroxibutilanisol (BHA) y hidroxibutiltolueno (BHT) (E320, cancerígeno)

Buen pienso y mal pienso

Las frutas

Las frutas son prescindibles. A pesar de que suelen tener un alto contenido en fibra y vitaminas, también suelen tener un alto contenido en fructosa (azúcar), por lo que al ser tan calóricas solo deben consumirlas puntualmente, en pequeñas cantidades y sin semillas (contienen mucha grasa y proteína y tienen un ratio Ca:P invertido que contribuye a la formación de cálculos / piedras en el sistema urinario).

En grandes cantidades, la fruta contribuye a los problemas digestivos, a la obesidad y a la diabetes.

Brownie comiendo fruta

A pesar de que la fruta tiene un bajo contenido en minerales y ácido oxálico / oxalatos en comparación con la verdura, los requisitos que debe cumplir una fruta para ser recomendable para la cobaya son los mismos que en el caso de las verduras; es decir, ser:

  • Apta para cobayas: no todas las frutas son aptas, y algunas incluso son tóxicas.
  • Rica en ácido ascórbico / vitamina C: una dieta baja en vitamina C contribuye al escorbuto.
  • Baja en azúcar: una dieta alta en azúcar contribuye a los problemas digestivos, la obesidad y la diabetes.
  • Baja en calcio: una dieta alta en calcio contribuye a la formación de cálculos / piedras en el sistema urinario.
  • Baja en ácido oxálico / oxalatos: una dieta alta en oxalatos contribuye a las deficiencias nutricionales y a los cálculos / piedras en el sistema urinario. El motivo de esto es que los oxalatos impiden que el organismo absorba minerales como el calcio, el hierro, el sodio, el potasio o el magnesio al unirse a ellos formando sales.
  • Con una proporción Calcio:Fósforo (Ca:P) entre 1.5:1 y 2:1: un ratio mayor o menor contribuye a la formación de cálculos / piedras en el sistema urinario.

Diferencias entre frutas y verduras

Con el objetivo de saber si una determinada fruta cumple o no con estos requisitos, a continuación incluimos una tabla con algunas de las frutas aptas para cobayas y sus valores nutricionales. Para acceder, haz clic en el siguiente botón:

Las plantas o hierbas

Las plantas frescas son prescindibles y no sustituyen al heno, el cual tiene un papel fundamental en la dieta de la cobaya al ser duro y favorecer la abrasión o desgaste dental, tal y como ya hemos comentado anteriormente.

Cada planta tiene una serie de toxinas (con efecto tóxico) que segrega para defenderse de sus depredadores y sobrevivir, pero también posee una serie de nutrientes. Además, la mayoría de ellas tienen propiedades medicinales que pueden ser beneficiosas o contraproducentes según las circunstancias de la salud de la cobaya.

Por todo ello, las plantas no deben administrarse en grandes cantidades, sino que lo seguro e idóneo es elegir pequeñas cantidades de varias plantas aptas para la cobaya y así evitar los efectos negativos de las toxinas al mismo tiempo que se obtienen los beneficios de sus nutrientes (y propiedades medicinales en el caso de tenerlas).

Recomendamos consultar siempre con vuestro/a veterinario/a especialista de animales exóticos antes de administrar a la cobaya una planta que pueda repercutir sobre determinados problemas de salud o tratamientos farmacológicos, pudiendo incluso llegar a provocar una intoxicación y la muerte del animal.

Kovu y Brownie comiendo plantas

Las plantas se pueden comprar ya comercializadas para cobayas, sembrarlas en casa o recolectarlas en estado silvestre.

Con el objetivo de saber si una determinada planta es apta o no para la cobaya, a continuación incluimos una tabla con algunas de las plantas aptas para cobayas y sus principales propiedades y contraindicaciones. Para acceder, haz clic en el siguiente botón:

El agua

El agua es imprescindible, y debe representar el 100% de la dieta líquida de la cobaya a partir de la cuarta semana de vida, cuando deja de tomar la leche de su madre. Debe estar a su disposición las 24 horas del día y siempre fresca, ya que el agua es la encargada de hidratar el organismo y mantener en funcionamiento el sistema urinario (encargado a su vez de limpiar la sangre).

A pesar de que la cobaya no bebe tanto como otros roedores, si la cobaya no dispone de agua o no ingiere la cantidad suficiente, tarde o temprano desarrollará problemas digestivos y renales muy graves (cálculos / piedras en el sistema urinario, insuficiencia renal...) que pueden llevarla a la muerte.

Brownie bebiendo agua

Teniendo en cuenta que la cobaya es un animal propenso a desarrollar cálculos / piedras en el sistema urinario, debería consumir siempre agua mineral natural embotellada para garantizar su potabilidad y poder controlar la composición química de esta.

La mineralización es la cantidad de minerales (calcio, magnesio...) naturalmente presentes en el agua, la cual se mide mediante el residuo seco (RS). Según este parámetro, se distinguen 4 tipos de agua: mineralización fuerte (superior a 1.500 mg/l), mineralización media (entre 500 y 1500 mg/l), mineralización débil (entre 50 y 500 mg/l) y mineralización muy débil (inferior a 50 mg/l).

Teniendo esto en cuenta, el agua recomendada para cada cobaya varía en funcion de su historial veterinario:

  • Si la cobaya no tiene antecedentes de cálculos / piedras en el sistema urinario, podemos suministrarle agua de mineralización débil (residuo seco entre 50 y 500 mg/l).
  • Si la cobaya tiene antecedentes de cálculos / piedras en el sistema urinario, debemos suministrarle agua de mineralización muy débil (residuo seco inferior a 50 mg/l).

Tipos de agua mineral natural