Experimentación con cobayas y marcas que testan y no testan en animales

29 abril 2018
Ana Fernández

Existen distintos ámbitos de experimentación en los que se hace uso de animales-no-humanos: medicina, biología, física, química, cosmética, militar, armamentística y tabacalera.

Concretamente, en la investigación cosmética se llevan a cabo dolorosos y prescindibles experimentos en cientos de miles de animales cada año. Entre estas prácticas se incluyen: irritación de la piel y/u ojos, sensibilización de la piel (provocar alergias), toxicidad (envenenamiento), mutagenicidad (daño genético), teratogenia (defectos de nacimiento), carcinogenicidad (causar cáncer), daño genético embrionario o fetal y toxicocinética (para estudiar la absorción, metabolización, distribución y excreción de las sustancias químicas).

Se trata de pruebas innecesarias ya que existen cerca de 15.000 ingredientes que ya han sido probados y declarados seguros, por lo que cada vez más y más compañías están negándose a probar sus productos y aún así producen productos seguros, efectivos y de alta calidad.

En la Unión Europea (desde marzo de 2013), Guatemala, Islandia, India, Israel, Nueva Zelanda, Noruega, Serbia, Suiza y Turquía está prohibida la experimentación animal solo en el ámbito de la cosmética, pero sí está permitida en el resto de áreas. En el otro 80% de países (entre ellos EE.UU.) no existe dicha restricción.

 

 

Experimentación con cobayas

Dado que las cobayas tienen diversas similitudes biológicas con los seres humanos (como la incapacidad de nuestro organismo de producir vitamina C o ácido ascórbico por sí mismo), han sido utilizadas como animales para experimentos desde hace siglos; de ahí la expresión ser un conejillo de indias para referirse a un animal-no-humano o humano sometido a observación o experimentación.

Los campos de investigación en los que más se ha utilizado la cobaya a lo largo de la historia son: investigación nutricional (principalmente centrada en la vitamina C o ácido ascórbico, la cual fue descubierta con cobayas), vacunas para la difteria, tuberculosis, sustitución de válvulas cardíacas, transfusión de sangre, diálisis renal, antibióticos, anticoagulantes y medicamentos para el asma.

El uso de cobayas como animal de experimentación se ha reducido en más del 75% desde 1988, en gran medida debido a la reducción de su uso en las pruebas de seguridad para testar reacciones alérgicas en la piel, donde han sido sustituidas principalmente por ratones. Sin embargo, la cobaya sigue siendo, junto con el ratón, la especie más utilizada en experimentación en todo el mundo; y es por ello que queremos dedicar este artículo a fomentar el uso de marcas cruelty-free (no testadas o libres de crueldad)*.

*IMPORTANTE:
Las denominaciones cruelty-free (no testado o libre de crueldad) vegano no son lo mismo:

– Cruelty-free (no testado o libre de crueldad): Implica que el producto y sus ingredientes no han sido probados en animales, pero aún así puede incluir ingredientes de origen animal como lanolina o miel.

– Vegano: Hace referencia a un producto que no incluye ningún ingrediente de origen animal.

Por lo tanto, si se quiere garantizar que un producto sea 100% libre de crueldad, debe ser tanto cruelty-free como vegano

 

 

Marcas que SÍ testan en animales

Dado que la mayor parte de marcas SÍ testan sus productos en animales, resulta muy complejo crear una lista en la que se incluyan todas, ya que son muchísimas. Es por ello que la mayor parte de listados se centran en las marcas que NO testan.

Podéis consultar este listado en PDF elaborado por PETA (People for the Ethical Treatment of Animals) de marcas que SÍ testan, el cual se actualiza casi a diario y es muy completo, aunque cabe señalar que solo incluye marcas que están a la venta en EE.UU. En la parte inferior izquierda de cada página podéis ver la última fecha de actualización del listado.

 

Marcas que NO testan en animales

Como ya hemos dicho, hay muy pocas marcas que NO testan sus productos en animales, por lo que es mucho más fácil crear listados en los que se incluyan todas, a diferencia de lo que ocurre con las que SÍ testan, que son la inmensa mayoría.

Podéis consultar los directorios de AnimaNaturalis de marcas cruelty-free (no testadas o libres de crueldad) a la venta en España o a la venta en México.

PETA también tiene un buscador de marcas no testadas de todo el mundo, pero únicamente incluye en su base de datos marcas que han firmado la declaración de fiabilidad de PETA o que han proporcionado una declaración constatando que ni ellos ni sus proveedores de ingredientes conducen, comisionan o pagan por pruebas en animales para ingredientes, fórmulas o productos terminados en ningún lugar del mundo.
En este artículo de PETA se listan solo las marcas de países hispanos que están incluidas en este buscador, listándolas por país.

 

Y tú, ¿qué marcas cruelty-free has probado y recomiendas? Cuéntanoslo en los comentarios.

 

 


Fuentes documentales

Comparte esta entrada: 
Facebook Comment