FISIOLOGÍA

¿Cuál es la esperanza de vida de una cobaya?

Las cobayas que tienen una correcta alimentación y un estilo de vida sano suelen vivir de media entre 4 y 8 años. Sin embargo, en casos excepcionales pueden llegar a superar los 10 años.

Al igual que ocurre con los humanos o con cualquier otra especie animal, la forma de vida contribuye a alargar o a acortar la longevidad. Una dieta equilibrada y acorde a las necesidades nutricionales del animal junto con una forma de vida saludable y feliz, resultan requisitos indispensables para garantizar una vida larga y sin problemas mayores de salud.

La cobaya más longeva de la que se tiene constancia y que sostiene actualmente el Guiness World Record vivió nada más y nada menos que 15 años. Su nombre era Sweetie, era un macho y falleció en 2014.

Equivalencia edad humano-cobaya

¿Cómo saber si una cobaya es macho o hembra?

Sexar correctamente a nuestras cobayas resulta trascendental a la hora de prevenir embarazados no deseados y de evitar la cría descontrolada o endogámica (entre parientes). Asimismo, también nos permite darle a nuestra cobaya todos los cuidados específicos de su sexo y a entender mejor su comportamiento (dominancia, territorialidad, celo…).

El sexado se puede hacer a cualquier edad, aunque en las dos primeras semanas de vida resulta más difícil confirmar el sexo del animal dado que el aparato reproductor está apenas desarrollado y por lo tanto es más fácil llegar a una conclusión equivocada. Lo ideal es hacerlo al final de la segunda o comienzos de la tercera semana de vida, ya que a partir de las tres o cuatro semanas (3 semanas en el caso de que las crías estén normales y sanas o 4 en el caso de que necesiten una prolongación de su lactancia y siempre y cuando no se presenten episodios de intento de monta) los machos deben ser separados de su madre y hermanas para evitar la cría endogámica (entre parientes).

Existe un método tradicional de sexado conocido como el método de la Y o I que, usado como única técnica de sexado, lleva fácilmente a error. Es por ello que siempre será mejor confirmar el sexo del animal en un veterinario de exóticos (un veterinario normal podría confundirse si no tiene conocimientos sobre la fisiología de las cobayas).

Es importante mencionar que, en los criaderos y las tiendas, con mucha frecuencia se equivocan a la hora de sexar los animales, dado que los ponen a la venta a edades muy tempranas y por lo general poseen unos conocimientos bastante reducidos sobre cada especie animal que tienen en venta.

Hechas estas aclaraciones previas, procedemos a explicar cuáles son las características físicas distintivas de machos y hembras, pero recordando antes que el sexado ha de hacerse siempre con delicadeza y suavidad para evitar causar daños físicos o estrés innecesario al animal (¡piensa que a ti tampoco te gustaría que te toqueteasen ahí abajo!):

• Machos: si se presiona suavemente justo encima de la zona genital (la cual también puede parecer tener forma similar a una Y, aunque sería más parecida a una I, siendo el pene el puntito), el pene sobresaldrá y se apreciará fácilmente. Si no se hace esto, uno no se puede dejar engañar por las apariencias, ya que en ocasiones (sobre todo en el caso de los machos más gorditos y mayores), a simple vista puede parecer que no hay pene pero en realidad está escondido entre los pliegues de la piel. Es por ello que, solo presionando la parte superior, podremos apreciar realmente si se trata de un macho o una hembra. Además, si se trata de un macho no castrado de más de 2 o 3 meses, los testículos se pueden apreciar fácilmente como dos abultamientos a ambos lados del pene.

Cobaya macho

• Hembras: la apertura genital posee forma de Y, y sobre ella se encuentra un pequeño abultamiento (el clítoris) que puede llevar a confusión y hacer creer que se trata de un pene. La vagina está cerrada por una membrana, la cual se disuelve durante el celo (el cual tiene lugar cada 15-17 días y tiene una duración de 24-48 horas) y el parto y, posteriormente, se regenera.

Cobaya hembra

¿Cuánto mide una cobaya?

Lo máximo que puede llegar a medir de largo una cobaya son 27 centímetros. A diferencia de lo que ocurre con el peso, como veremos más adelante, machos y hembras tienen unas medidas aproximadamente similares.

A continuación, os dejamos una tabla orientativa en la que podéis ver la evolución de medidas desde que nacen hasta que alcanzan la madurez y dejan de crecer, lo cual ocurre aproximadamente a los 14 meses de edad:

EDAD TAMAÑO
0 - 2 semanas 8 - 10 cm
3 semanas 13 - 15 cm
4 - 8 semanas (1 - 2 meses) 13 - 18 cm
18 semanas (4 meses y medio) 18 - 23 cm
14 meses (1 año y 2 meses)
* Aproximadamente a esta edad dejan de crecer.
23 - 27 cm

¿Cuánto pesa una cobaya?

Como ya habrás escuchado (y, si aún no lo has hecho, te garantizamos que lo harás tarde o temprano en el caso de que decidas añadir uno de estos animalitos a tu familia), las cobayas tienen fama de ser animales comilones y gorditos. Esto se debe a su necesidad natural de mantener en continua actividad el sistema digestivo, aunque también contribuyen a esta fama sus formas característicamente redondeadas que recuerdan a una patata o berenjena, especialmente cuando se acuestan y se encogen en forma de bolita.

Teniendo en cuenta esta ansiedad por la comida, en los humanos suele surgir la siguiente pregunta: ¿cuándo saber si una cobaya está gorda, en su peso o delgada?

A diferencia de en lo que respecta a la medida, el peso varía considerablemente de machos a hembras, e incluso puede variar ligeramente dependiendo de la raza. Así, por ejemplo, la raza americana o de pelo corto suele ser más pesada que la abisinia o de pelo rizado.

Hay que destacar también que, debido a la cría de cobayas a edades muy tempranas, el peso de la especie ha ido reduciéndose notoriamente generación tras generación, de forma que actualmente un peso de 1.1-1.2 kg puede considerarse completamente normal para un cobaya macho adulto a pesar de que lo considerado normal tiempo atrás sería de hasta 1.5 kg, e incluso por entonces no sería raro encontrarse con ejemplares de hasta 1.8 kg (peso más similar al de la cobaya o cuy criado en Sudamérica con fines alimentarios).

Aquí os dejamos una tabla orientativa de la evolución del peso de las cobayas desde que nacen hasta que alcanzan la madurez a los 14 meses de edad:

EDAD PESO
1 - 2 semanas
* En los primeros días apenas ganan peso, pero luego cogen un ritmo de engorde de 2-4 g al día hasta llegar a las dos semanas.
70 - 100 g
3 semanas 140 - 200 g
4 - 8 semanas (1 - 2 meses) 200 - 400 g
18 semanas (4 meses y medio) 600 - 900 g
15 meses (1 año y 3 meses)
* Hasta esta edad no se percibe la diferencia de peso entre machos y hembras.
MACHOS
900 - 1200 g
HEMBRAS
700 - 900 g
* Durante el embarazo pueden llegar a duplicar su peso.

¿Cómo ve una cobaya?

  • Los ojos de la cobaya se encuentran dispuestos a ambos lados de su cabeza, lo cual le permite tener una visión de 340 grados (casi completa) y, por lo tanto, mantenerse alerta frente a los posibles depredadores que pudiesen rondarle. Se trata de la disposición de los ojos típica de los animales de presa (herbívoros).
  • Tiene dos puntos ciegos (áreas que no puede ver): uno justo enfrente de su nariz y otro en su parte trasera.
  • Percibe unas 33 imágenes por segundo, mientras que los humanos tan solo 22, lo cual evita una visión borrosa cuando gira la cabeza de manera rápida.
  • Posee visión dicromática, es decir, dos tipos de conos (los humanos tenemos tres tipos). Esto le permite percibir únicamente tonalidades violetas, azules y ligeramente verdosas (longitudes de onda de entre 429 nm y 529 nm).
  • Debido a la disposición lateral de sus ojos, carece de percepción de profundidad, lo cual le impide calcular distancias y alturas correctamente. Por este motivo, no se recomienda que la cobaya viva en un recinto con muchos pisos o sea dejada sin vigilancia en zonas elevadas desde las cuales se pueda caer o tirar creyendo que la altura es menor.
  • Los ojos están cubiertos por la córnea, una membrana protectora translúcida, la cual se mantiene húmeda gracias a las lágrimas segregadas por las glándulas lacrimales. Una de estas glándulas segrega unas lágrimas blancas (de apariencia similar a la leche) que la cobaya usa para frotar su pelaje durante el aseo diario (proceso que puede llevar a cabo varias veces al día).
  • El iris suele ser marrón oscuro, pero también existen cobayas con los ojos rojos o rosados.
Área de visión de la cobaya Colores percibidos por la cobaya

¿Cómo oye una cobaya?

El sentido de la audición de la cobaya es muy bueno, e incluso mejor que el del ser humano; pues mientras que una cobaya puede escuchar aproximadamente frecuencias de entre 47 Hz y 49.000 Hz, el ser humano tan solo percibe frecuencias en el rango de 31 Hz a 19.000 Hz.

Dada su desarrollada audición, deberíamos evitar exponer a nuestras cobayas a ruido o volúmenes elevados, a auyentadores eléctricos de insectos y/o roedores, y a silbatos para perros.

Rango de audición del humano y la cobaya

¿Cómo son los dientes de una cobaya?

La cobaya nace con un total de 20 dientes, los cuales son definitivos. Sin embargo, existe evidencia de que los primeros dientes que desarrolla los pierde en el útero de su madre para posteriormente desarrollar los que serán sus dientes definitivos (con los que nace).

El sistema dentario de la cobaya se compone de:

  • 4 incisivos (2 inferiores y 2 superiores), situados justo detrás de los labios. Son afilados, lo que los hace ideales para roer.
  • Entre los incisivos y los premolares existe un gran espacio denominado diastema.
  • 4 premolares (2 superiores y 2 inferiores), situados justo después del diastema y antes de los molares.
  • 12 molares (6 superiores y 6 inferiores), situados justo detrás de los premolares, al fondo de la boca.

Todos los dientes de la cobaya crecen cada día desde que nace hasta que muere, y es por ello que necesita desgastarlos para evitar el sobrecrecimiento y la maloclusión dental, problemas que necesitan de la intervención de un veterinario especialista en animales exóticos para evitar que la cobaya deje de comer por causa del dolor y muera.

Para que la cobaya desgaste correctamente sus dientes, es importante que su dieta sea equilibrada y se base en el heno, el cual debe estar a su disposición las 24 horas del día de forma abundante (para más información, consulta la sección ALIMENTACIÓN).

Dientes de la cobaya

¿Cómo es el esqueleto de una cobaya?

La cobaya tiene un total de 258 huesos:

  • El cráneo está formado por 22 huesos fusionados (frontal, parietal, temporal...) y 2 huesos mandibulares.
  • La espina dorsal consta de 34 vértebras: 7 cervicales, 13 torácicas, 6 lumbares, 1 sacra y 7 coccígeas.
  • Cada una de las 26 costillas (13 a cada lado) está unida a una vértebra. De ellas, 16 están unidas por el otro extremo al esternón, y las otras 10 se denominan “costillas flotantes” dado que no cuentan con apoyo por uno de sus extremos. La caja torácica protege especialmente la zona de la espalda, pero deja desprotegida la zona del abdomen. Esto se debe a que la zona superior queda expuesta a los depredadores, por lo que necesita mayor protección para los órganos internos. La vulnerabilidad de su vientre provoca que a la cobaya le desagrade ser tocada en esa zona y que se sienta en peligro de muerte cuando se coloca borra arriba, por lo que no se recomienda poner a la cobaya en esta posición ni acariciarla en esa zona. Tampoco debería alzarse o sujetarse por la barriga, ya que le podemos provocar daño en sus órganos internos.
  • Cada pata delantera tiene 43 huesos: omóplato, húmero, cúbito, radio, 10 huesos carpianos, 4 huesos metatarsianos y 12 huesos de las falanges (3 en cada dedo), además de los huesos sesamoideos.
  • La pelvis consta de 3 huesos: ilion, isquion y pubis. Estos huesos púbicos se unen en una articulación cartilaginosa llamada sínfisis que, unos días antes de dar a luz, se afloja dejando un espacio de unos 2-3 centímetros de ancho para que las crías puedan salir. Si una cobaya hembra no ha dado a luz antes de los 7-8 meses de edad, la sínfisis se solidifica (distocia), lo cual implica que un embarazo más allá de esa edad conlleva un riesgo tanto para la vida de las crías como de la madre .
  • Cada pata trasera tiene 36 huesos: fémur, rótula, tibia, peroné, calcáneo, 7 huesos tarsianos, 3 metatarsianos y 9 huesos de las falanges (3 en cada dedo), además de los huesos sesamoideos.
  • A mayores, la cobaya macho tiene un báculo o hueso peneano de 1 cm de largo, el cual permite la penetración en ausencia de erección.
Esqueleto de la cobaya

¿Cómo es el sistema digestivo de una cobaya?

  • El alimento ingerido por la cobaya pasa a través del esófago hasta llegar al estómago, cuya entrada está cubierta por una doblez en la membrana mucosa que impide el reflujo, lo cual significa que la cobaya no tiene la capacidad de vomitar.
  • En el estómago, los ácidos gástricos se encargan de deshacer las proteínas del alimento en aminoácidos.
  • En el intestino delgado el entorno se vuelve alcalino gracias a las secrecciones del páncreas. Las encimas pancreáticas, ayudadas por la hiel producida por el hígado, deshacen el almidón en azúcares y la grasa en triglicéridos y ácidos grasos. Todo ello es absorbido por el intestino delgado, quedando sin digerir únicamente la fibra.
  • La fibra pasa al ciego, una región del sistema digestivo muy importante (ocupa alrededor del 50-75% del espacio de la cavidad abdominal) que tiene una temperatura constante y un pH que favorece la proliferación de bacterias beneficiosas (la flora intestinal). Cualquier alteración en las condiciones del ciego (causada por la administración de antibióticos o por cambios drásticos en la dieta) provoca la proliferación de bacterias perjudiciales y la muerte de las beneficiosas, lo cual acarrea serios problemas de salud al no procesarse correctamente el alimento. Es por ello que durante un tratamiento con antibióticos se recomienda administrar siempre un prebiótico o probiótico apto para cobayas y por lo que no se deben realizar cambios drásticos en la dieta, sino cambios progresivos.
  • En el ciego se producen unos movimientos intestinales que clasifican la fibra en fibra no digerible y fibra digerible:
    • La fibra digerible quedará en el ciego y será fermentada durante varias horas por las bacterias que habitan en él para que posteriormente el organismo pueda absorber sus nutrientes.
    • La fibra no digerible (ahora con un bajo contenido en agua) pasará al intestino grueso y será eliminada del organismo a través del ano como un excremento seco, firme y alargado.
  • Una vez fermentada, la fibra digerible pasa al intestino grueso y es eliminada a través del ano como un “excremento” pastoso y húmedo denominado cecótrofo, el cual no es en realmente un excremento, sino que es el conjunto de nutrientes extraídos del alimento a través de la fermentación llevada a cabo en el ciego por las bacterias, por lo que la cobaya ingerirá el cecótrofo extrayéndolo de su saco anal directamente con la boca. No debemos pensar que nuestra cobaya está cometiendo coprofagia (comer excrementos), ni mucho menos impedir que ingiera los cecótrofos, ya que si no los ingieren desarrollan deficiencias nutricionales muy serias dado que la cecotrofia (este procedimiento) es el único modo en que su organismo puede obtener dichos nutrientes.
  • Una cobaya produce más de 150 cecótrofos al día. Cuanto más rica en fibra es su dieta (presente en el heno, las verduras, hierbas y pienso de cobaya de gama alta), más cecótrofos producirá su organismo, y por lo tanto más nutrientes podrá obtener. Es por ello que la fibra es tan importante para el bienestar de la cobaya, ya que es el combustible que mantiene en funcionamiento su sistema digestivo.
Sistema digestivo de la cobaya